Consejos para evitar lesiones practicando running

Los especialistas recomiendan empezar a correr siguiendo una serie de pautas para hacerlo de una forma saludable y sin riesgos para nuestra salud. Conoce los mejores consejos para evitar lesiones practicando running.

Las lesiones y el running suelen ir muchas veces de la mano, lo que puede hacer que una actividad beneficiosa se convierta en una pesadilla. Esto se debe, principalmente, a hábitos poco saludables como no calentar, comenzar a correr sin estar preparados, o no estirar. Por eso, te presentamos una serie de consejos para que salgas a correr con la máxima seguridad y tu entrenamiento sea todo un éxito.

Cómo evitar lesiones cuando practicas running:

Calienta correctamente antes de empezar

El calentamiento es una de las fases más importantes del running. Prepara tu cuerpo para la sesión de entrenamiento, adaptando a tu organismo de forma gradual a la intensidad que requiere la actividad. Calentando adecuadamente reducimos las posibilidades de sufrir lesiones y dolores musculares.

Empieza poco a poco

Si nos iniciamos en este deporte, es importante que tanto el ritmo, el tiempo, como la distancia las llevemos de menos a más, aumentando gradualmente la intensidad a lo largo de los entrenamientos. Una buena opción es comenzar con entrenamientos que combinan caminar rápido, con trote y carrera.

Mejor por caminos de tierra

Aunque puede ser más difícil encontrar caminos de tierra para realizar tus entrenamientos, es recomendable que los entrenamientos sobre asfalto los combinemos sobre terrenos más blandos, como la tierra, ya que son más suaves y menos peligrosos para los tobillos y rodillas.

Unas buenas zapatillas serán tu mejor aliado

Elige unas zapatillas adaptadas a tu nivel, ergonomía y pisada, ayudándonos a optimizar nuestro entrenamiento y protegiéndonos ante lesiones y torceduras. Descubre en TotalSport la mejor selección de zapatillas de running

No olvides de hidratarte

Es muy importante beber suficiente agua, antes, durante y después de salir a correr.

Combínalo con otros ejercicios

Combina la carrera con otras actividades de menor intensidad y exigencia, para que el impacto se reparta en otras zonas y no únicamente en la zona inferior.

Finaliza correctamente la actividad

Con unos 8-10 minutos de “enfriamiento” tras la actividad serán suficientes para terminar de una forma segura y volver a un estado de reposo y evitar dolores y problemas.

Descansa entre sesiones

El descanso es tan importante como el entrenamiento. De este modo, nuestro cuerpo asimila la actividad y se recupera para la siguiente sesión. Eliminar las sesiones de descanso es muy peligroso, ya que hace que se acumule cansancio y que el cuerpo esté más debilitado y susceptible a una lesión.

¡Siguiendo estos consejos y pautas estarás preparado para realizar entrenamientos de running de forma segura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *